SS Begoña  (ex Castel Bianco)  1945 - 1974


SS Begoña

 

Inicialmente fue un carguero, de nombre “Vassar Victory”, construido en Baltimore (EE.UU.). Fue botado el 3 de mayo de 1945. Sus dimensiones eran de 139 metros de eslora por 19 metros de manga y un desplazamiento de 7.604 toneladas.

Su velocidad de crucero era de 15 nudos. Vendido en 1947 a Sitmar Line sufrió una importante remodelación para adaptarlo como buque de pasaje y fue rebautizado como “Castel Bianco”. Una vez terminada esta, aproximadamente en 1952 el buque alcanza las 10.140 toneladas de desplazamiento y es destinado a las líneas de pasaje de Australia, Mar Mediterráneo, Estados Unidos y Sudamérica. Fundamentalmente dedicado al pasaje de inmigrantes.

 

En 1957 es vendido a la Compañía Trasatlántica Española y se le rebautizó como SS Begoña, siendo su primer comandante, el capitán Jesús Meana Brun.

 

Primero con el casco pintado de blanco y luego con el negro tradicional de la naviera, el trasatlántico SS Begoña inició con su gemelo "Monserrat" la línea de Venezuela, en que hasta noviembre de 1961 compartió singladuras con el histórico trasatlántico "Marqués de Comillas".

 

SS Begoña Tarjeta postal de época Propiedad de Crucero Guia
SS Begoña Tarjeta postal de época Propiedad de Crucero Guia

En mayo de 1958, el "Begoña" arribó a Southampton y con esa escala hizo historia, ya que desde hacía veinte años ningún otro trasatlántico español había recalado en el citado puerto de Inglaterra. La línea, por entonces, realizaba escalas en Bilbao, Santander, La Coruña, Vigo, Cádiz, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, La Guaira, Cartagena, Kingston, Curazao, La Guaira, Santa Cruz de Tenerife, Vigo, Santander, y Southampton.

 

En mayo de 1965 rescató a los nueve tripulantes de la goleta "Mary Norman", que naufragó frente a las costas de Grenada, en las Antillas y que desembarcaron en La Guaira para su repatriación por la embajada de Noruega.

 

Este buque, en su último viaje, protagonizó el capítulo más emocionante de su dilatada historia marinera. El 4 de octubre de 1974, después de embarcar a 120 pasajeros salió del puerto de Tenerife, al mando del capitán José Luis Tomé Barrado, con destino a La Guaira, Curaçao, Kingston y Trinidad. A bordo viajaban, en total, 900 pasajeros y 120 tripulantes. Cuando se encontraba a una distancia de 1600 millas del puerto tinerfeño, de modo imprevisto se apagó una de las dos calderas y ante el temor de que el buque pudiera quedar sin propulsión y gobierno, se solicitó auxilio al remolcador de altura "Oceanic", que navegaba a 200 millas del SS Begoña. El trasatlántico continuó viaje por sus propios medios, con una sola caldera, a una velocidad de 14 nudos y con la escolta del remolcador tras su estela, pendiente de los acontecimientos. Pero el tiempo empeoró y ante los riesgos que entrañaba correr un temporal en el Atlántico con 1020 personas a bordo, el capitán Tomé Barrado decidió solicitar el auxilio del remolcador y recaló en Bridgetown, en Barbados, en donde los pasajeros continuaron su viaje en avión hasta sus respectivos destinos. De vuelta a España, el veterano "Begoña", a remolque del buque remolcador español “Ibaizabal”, arribó a Castellón el 24 de diciembre de 1974 y allí fue vendido para desguace. El SS Begoña fue el último trasatlántico, con bandera española, hasta nuestros días.

SS Begoña

SS Begoña con su anterior nombre SS Castel Bianco. Tarjeta postal de época

Propiedad de Crucero Guía


Si necesitas una copia de mejor calidad, de los documentos aquí expuestos, no dudes en pedírmela a través de email.  Puedes compartir este artículo mediante los siguientes iconos -->