RMS Laurentic ²  1927 - 1940


RMS Laurentic 2

El segundo barco de la White Star line con el nombre de “Laurentic”, fue construido por Harland & Wolf de Belfast. El RMS Laurentic fue botado el 16 de junio de 1927, tenía unas dimensiones de 176,20 metros de eslora, por 23 metros de manga y un desplazamiento de 18.724 toneladas.

Disponía de dos chimeneas y dos mástiles, teniendo que ser recortados y posteriormente hacer telescópico uno de ellos para permitirle pasar por debajo de los puentes del río San Lorenzo (Québec – Canadá). Su velocidad de crucero era de 16 nudos y fue el último barco de la compañía en utilizar el carbón.

 

Realizó su viaje inaugural el 12 de noviembre de 1927 de Liverpool a New York, pasando posteriormente a la ruta de Québec-Montreal.

 

El 3 de octubre de 1932 sufre una colisión con el barco “Lurigethan”. Afortunadamente ambos barcos sobrevivieron a este incidente. Tres años más tarde tiene otro accidente en el Mar de Irlanda al ser embestido, debido a la niebla, por el buque “Napier Star”. Seis tripulantes pierden la vida en este incidente, teniendo que ser llevado el buque a Liverpool para su reparación.

RMS Laurentic 2 Tarjeta postal de época. Propiedad Crucero Guia
RMS Laurentic 2 Tarjeta postal de época. Propiedad Crucero Guia

Tras el inicio de la II Guerra Mundial hace un viaje a Palestina como transporte de tropas, consignado como mercante armado. El 2 de noviembre de 1940 es torpedeado por el submarino alemán U-99 al mando de uno de los comandantes de submarinos alemanes más famosos, el capitán Otto Kretschmer, apodado “Otto el silencioso”.

 

Sobre las 22:00 horas el U-99 patrullaba las costas del Norte de Irlanda, cuando a vista de periscopio descubre la presencia del vapor SS Casamare y no muy lejos de él, observa que navega el mercante armado HMS Laurentic. Otto, decide atacar primeramente al vapor lanzándole un torpedo que lo impacta y hace que el buque comience a hundirse. Seguidamente el submarino se dirige al “Laurentic”, pero una tercera nave aparece en escena. Se trata del mercante armado HMS Patroclus que era el buque escolta del malogrado “Casamare”. Desde el SS Casamare se informa vía radio al “Patroclus” que deben abandonar el barco, por lo que el capitán del buque de escolta, William Wynter, no duda en ir en su auxilio a pesar de que sus oficiales intentaran oponerse a tal decisión argumentando que el U-99 seguía estando en la zona y sería muy peligroso iniciar una operación de salvamento sin exponerse a ser torpeados. El desechó sus argumentos y dijo “Si no voy en su ayuda, nunca podré mostrar de nuevo mi cara en Liverpool, ¡Voy a ayudar a esos pobres muchachos!”, ante lo cual su primer oficial le recordó las ordenes del Almirantazgo que prohibían exponer innecesariamente el barco al ataque del submarino. El capitán Wynter lo reprendió con enojo y le dijo ¡El Almirantazgo no está al cargo de esta nave!

 

Entre tanto el U-99 había abierto fuego contra el “Laurentic”, lanzándole un primer torpedo que abrió un enorme agujero en su casco. Sin embargo una vez disipado el humo y las llamas de la explosión el HMS Laurentic no daba señales de hundirse, aunque la orden de abandono del barco ya se había dado y radiado los mensajes de estar bajo el ataque de un submarino.

 

Tras media hora de espera sin que el buque se hundiera, el U-99 lanzó un segundo torpedo contra el “Laurentic” que impactó cerca de la popa. Increíblemente el barco se mantuvo a flote. Un sorprendido Kretschmer, decidió disparar un tercer torpedo, sin dejar de vigilar al HMS Patroclus que se acercaba. Esta vez el “Laurentic” parece seriamente dañado, pero no obstante es capaz aun de prestar combate lanzando unas bengalas para iluminar la zona y abriendo fuego sobre el submarino con su cañón de proa. Esto, y que se acercaba el otro buque inglés en su ayuda, obligó al U-99 a retirarse un poco de la escena.

 

Una vez en la zona el HMS Patroclus lanzó cargas de profundidad contra el U-99 creyendo erróneamente que estaba sumergido. Otto, “el silencioso”, había realizado una maniobra de evasión en superficie para luego regresar de nuevo y sorprender al “Patroclus” por su popa. Situándose en la “espalda” del buque lanzo dos torpedos contra su popa que le causaron diversos daños. El HMS Patroclus respondió con fuego de artillería, justo en el momento que un avión británico sobrevolaba la zona. Esto hizo sumergirse al submarino dejando al SS Casamare prácticamente hundido y al HMS Laurentic herido de muerte.

 

Otto, un tanto apartado, esperó pacientemente otros 30 minutos observando a vista de periscopio la situación. El “Laurentic” abandonado por su tripulación aún seguía a flote, y en el “Patroclus” se estaba procediendo al abandono del buque, varios botes salvavidas de los tres buques se repartían por la zona. Un vigía del U-99 informó a Otto que un destructor británico venía hacia ellos. El comandante alemán dijo “debemos hundir esas naves antes de que el destructor llegue aquí” y situando el U-99 en posición lanzó un nuevo torpedo contra el HMS Laurentic hundiéndolo inmediatamente.

 

El “Patroclus” estaba sólo y Otto estimó que disponía aún de 15 minutos antes de que llegase el destructor británico. Atacó con un nuevo torpedo al buque y posteriormente con fuego de artillería desde su cañón de cubierta. Desde el “Patroclus” algunos hombres que quedaban a bordo respondieron con el cañón de estribor, dañando levemente al submarino y forzando a este a alejarse. Pero Otto nuevamente frustrado dio media vuelta y disparó sus últimos torpedos contra el “Patroclus”. Aproximadamente a la 04:30 horas de la madrugada el sexto torpedo lanzado por el U-99 partió en dos la nave y esta se fue a pique.

 

Habiendo agotado su munición el U-99 abandonó el lugar ante la presencia del destructor HMS Achates, que sólo pudo dedicarse a recoger náufragos ayudado poco más tarde por el también destructor HMS Hesperus.

 

A titulo anecdótico citar que el comandante de este último destructor, capitán Donald Mac Intyre, al mando de otro destructor (HMS Walter), finalmente en marzo de 1941 hundió al U-99 al sudeste de Islandia, tomando a su comandante Otto Kretschmer, “Otto el silencioso” y la mayoría de la tripulación como prisioneros de guerra.

RMS Laurentic 2

Sobre enviado a un tripulante del RMS Laurentic (Mis Ellen Cope) con matasellos de New York de fecha 8 de enero de 1930

Propiedad de Crucero Guía


Si necesitas una copia de mejor calidad, de los documentos aquí expuestos, no dudes en pedírmela a través de email.  Puedes compartir este artículo mediante los siguientes iconos -->