Velero "Georg Stage"


Georg Stage

En 1882 un danés, el armador Frederick Stage, construyó uno de los primeros barcos destinados exclusivamente a la enseñanza de jóvenes marinos. Se trataba del Georg Stage original, no el que hoy es buque escuela danés y al cual nos referimos. El armador y su mujer lo hicieron construir en memoria de su hijo Georg de 22 años, que murió por tuberculosis, iniciando de esta manera un proyecto filantrópico para ayudar a jóvenes que, como su hijo, amaban el mar. La efigie del hijo presidía la proa del barco. Esta figura que representaba a Georg fue posteriormente, trasladada al nuevo Georg Stage.

 

En 1934, el nuevo Georg Stage salió de los astilleros de Frederikshavn Shipyard para continuar la misión de su predecesor como barco insignia de la fundación Georg Stage Memorial.

 

Con el mismo objetivo esta institución sigue dando a los jóvenes, que aman el mar, una primera formación profesional en un barco tradicional de vela. Los cursos, que duran alrededor de 5 meses, dan una titulación oficial que permite a los alumnos encontrar fácilmente un trabajo en la marina mercante.

 

Al principio la tripulación era sólo masculina, pero en 1981 se abrieron las puertas también a estudiantes femeninas.

 

El velero que nos ocupa es un barco de tres palos que utiliza habitualmente la fuerza del viento como principal fuerza impulsora. Tiene, entre hombres y mujeres, una tripulación de 63 personas, cuyo principal objetivo es el aprendizaje.

 

También ha participado en regatas, como la Regata de veleros Cutty Sark de Santander del 2002, por citar alguna. Su puerto base es el de Copenhague. Suele navegar por toda la costa europea y donde más navega es en el Mar del Norte, una de las regiones más duras del mundo meteorológicamente hablando, ya que predominan fuertes vientos, tormentas y, sobre todo, muy bajas temperaturas.