Puerto de Bilbao


Puerto de Bilbao Terminal de cruceros

La terminal de cruceros del puerto de Bilbao está situada en la localidad de Getxo, junto al puerto deportivo una zona de ocio, a 15 kilómetros del centro de la ciudad. Existe un servicio de autobuses que conecta la terminal con el centro urbano de Bilbao.

Nueva terminal de cruceros de bilbao

Actualmente está en construcción una nueva terminal cuya finalización se espera a finales de este año 2016 junto con una zona de aparcamiento. Una infraestructura necesaria para lograr que Bilbao se transforme en un puerto base y no en una escala de tránsito.

Terminal cruceros Bilbao Accesos

 

 

Accesos

Para realizar una visita a Bilbao debemos utilizar un servicio de excursiones programado que nos traslade al centro o bien usar los medios de transporte públicos que disponemos, bus, metro o taxi.

Descarga
Bilbao
Terminal Cruceros.pdf
Documento Adobe Acrobat 1.8 MB

VISITANDO BILBAO DESDE EL PUERTO

Bilbao, tras su reconversión, ha pasado de ser una ciudad industrial a ser un referente urbano internacional de modernidad con una oferta completa y diversificada para el turista que viene a conocerla.

 

Todo comenzó en los años 90 con la construcción y posterior inauguración del metro, medio de transporte vital para la ciudad, que permite desplazarnos de un punto a otro sin afectar al tráfico urbano de superficie. Cabe destacar de esta obra de ingeniería el sello de Sir Norman Foster, quien diseñó las entradas del mismo a las que hoy se las conoce como los “Fosteritos” una fusión de arquitectura y original creatividad.

 

Quizás el ícono urbano que ha otorgado a Bilbao ese referente de internacionalidad haya sido, sin duda, el  Museo Guggenheim. Esta impresionante obra de Frank Gehry no deja indiferente al observador al igual que su variada pinacoteca, sus diferentes exposiciones temáticas y muy especialmente su archiconocida mascota el Puppy, una estatua floral obra de Jeff Koons, que aunque en principio fue creada exclusivamente para la inauguración del museo hoy en día sigue siendo su fiel guardián dado el éxito cosechado.

 

La ciudad cuenta con un nuevo y agradable entorno verde, la Avenida de Abandoibarra, un animado espacio donde turistas y lugareños comparten momentos de disfrute. Aquí se concentran, a nivel de arquitectura, las firmas más reconocidas. Entre ellas destacan la pasarela sobre la ría de Santiago Calatrava, las torres Isozaki y la de Iberdrola de César Pelli, que con sus 165 metros de altura es la más alta de todo Euskadi.

 

No hay que olvidarse de otros lugares de interés que ya eran de obligada visita mucho antes de la reconversión de la ciudad. Concretamente nos referimos a una visita al Museo de Bellas Artes, cuya pinacoteca contiene más de 7.000 piezas que incluyen firmas de Sorolla, el Greco, Zurbarán y otros reconocidos artistas que hacen del museo uno de los mejores del país. No olvides un paseo por la zona del Ensanche donde podrás comprobar que entre tanto vanguardismo la ciudad ha sabido conservar una gran parte de su historia y se mantiene fiel al estilo tradicional de sus elegantes edificios. Un claro ejemplo son los palacios de la  Diputación y del Gobierno Civil, el edificio Sota, el bello café Iruña o el Teatro Campos Elíseos. Pero si en algún sitio conserva Bilbao su esencia más antigua es en sus 7 calles, nombre por el que se asocia a su Casco Viejo, parte de la ciudad que nace entorno a la Ría y que es donde comenzó a gestarse la antigua Villa de Bilbao. Entorno a estas calles se teje un entramado de cantones, plazas y edificios que llenan de vida este antiguo corazón de la ciudad. En el Casco Viejo, como sucede en otras zonas, las dos actividades que destacan son el comercio y el “txikiteo” (ir de vinos) que nos permite descubrir los sabores de las diferentes y variadas barras de “pintxos”.

 

Como anteriormente he citado la historia de la ciudad se halla íntimamente ligada a su Ría. Esta ha sido fundamental para el desarrollo de Bilbao y uno de sus motores. Los barcos llegaban al centro de la villa a través de ella y su navegabilidad permitió que el puerto de Bilbao se situará en sus riberas hasta mediados de los 80 y que en sus muelles se asentaron importantes astilleros. Hoy en día puedes conocer Bilbao desde una perspectiva distinta y llegar hasta su desembocadura navegando a través de ella.  

 

Si lo que buscas es realizar unas compras, el comercio bilbaíno siempre ha tenido fama de elegante y de calidad. Abando, Indautxu y Gran Vía son el eje principal, junto con el Casco Viejo que te ofrece más de 400 establecimiento de todo tipo. Estas zonas cuentan con diversas calles de acceso exclusivamente peatonal lo que hace más cómodo y agradable recorrerlas.

 

Otras zonas interesantes de la ciudad son la el Museo Marítimo Ría de Bilbao donde podrás ver una muestra del patrimonio del mar vinculado a la Ría de Bilbao y su entorno, el Mercado Municipal de la Ribera, ubicado en el Casco Viejo y donde admirar o comprar los productos de la tierra y el mar ofrecidos de forma tradicional ¿Sabes que este mercado es el mayor de Europa en superficie cubierta? Otra alternativa interesante es conocer La Alhóndiga, antiguo almacén de vinos, hoy transformado en un centro multicultural o bien si te gusta el futbol no dejes de ir al Museo del Athletic o realiza una visita al estadio de San Mamés considerado como la Catedral del fútbol español.

 

Y si quieres admirar todo esto desde un lugar privilegiado puedes tomar el Funicular de Artxanda que en una rápida ascensión te dará la oportunidad de disfrutar de una panorámica extraordinaria de toda la ciudad.