Barcos de crucero

Barcos de crucero

Un barco de crucero es un tipo de embarcación destinada al pasaje con el fin de realizar viajes de placer a cualquier parte del mundo. De ser en un principio un viaje destinado únicamente a un sector con gran poder adquisitivo, hoy en día existen cerca de 280 navieras que ofrecen casi 30.000 cruceros a unos 2.000 destinos diferentes con una variedad muy amplia de itinerarios, escalas y tarifas capaces de adaptarse a cualquier tipo de bolsillo. Existe una clasificación de cruceros por categorías, según varios indicadores del sector, muy similar a la conocida clasificación de los hoteles por medio de un sistema de otorgación de estrellas.

 

Los puertos españoles han logrado convertirse en referentes de Europa en el tráfico de cruceros en los últimos años y las expectativas para los próximos años son positivas.

 

El turismo de cruceros está de moda; según CLIA, la organización que representa al 95% de la flota mundial de cruceros, es una de las opciones más atractivas por su relación calidad-precio.

 

Los barcos de crucero son centros vacacionales flotantes, una cómoda manera de ir de vacaciones sin tener que realizar incómodos transbordos, ni hacer o deshacer maletas, ni reservar restaurantes o preocuparse por el entretenimiento o la diversión. Un barco de crucero te ofrece todo ello y otras cosas que descubrirás en su singladura. Hasta que no se realiza un crucero, no se puede imaginar la cantidad, variedad, el nivel y la eficacia de todos los servicios que incluye.


Funcionamiento interno de un buque de crucero

Los uniformes y diferentes galones siempre han desatado la curiosidad de los pasajeros no familiarizados con el mundo marítimo. Como premisa deberíamos saber que el funcionamiento interno de un barco de crucero es similar a la de un complejo hotelero al que hay que añadir la propia actividad del barco. Por ello es conveniente diferenciar entre navegación y hostelería. Básicamente podríamos decir que la navegación corresponde a esa parte de la tripulación que realiza funciones específicas relacionadas con la propulsión de energía y conducción del barco y que la hostelería la forman el conjunto de tripulantes encargados de cubrir las necesidades del pasaje.

 

Según el derecho marítimo el mando supremo del buque (incluyendo pasaje y tripulación) lo ostenta el Capitán, él es la máxima autoridad a bordo y el  responsable del funcionamiento general del barco así como de la seguridad de los pasajeros y de la tripulación. Determina el rumbo, dirige y supervisa todas las operaciones, así como las funciones de los oficiales y demás tripulantes.

 

Históricamente, al Capitán se le consideraba omnipotente; en la antigua Roma se le llamaba “Magister navis” (el Maestro del barco)  los ingleses y franceses le denominaron como  “Master under god” o “Maître après Dieu” dando a entender que sólo la autoridad divina estaba por encima de la suya. Actualmente esto a cambiado mucho, aun siendo el máximo responsable y en algunos casos fedatario público según el derecho marítimo, su figura es la de un empleado del armador que actúa como su representante lo que a veces puede coaccionar sus decisiones.

 

Bajo su supervisión directa se encuentran las diferentes áreas del barco:

 

  • Área de Navegación (Puente de Mando)

Desde este lugar, puente de mando, se controlan los dispositivos y otros departamentos que hacen que el barco navegue con seguridad. Generalmente esta compuesto por el Capitán, el segundo Capitán, los oficiales de puente y algunos marineros.

 

  • Área de Propulsión (Sala de Máquinas)

Está dirigida por un Jefe de Máquinas o Ingeniero Jefe que es responsable del mantenimiento del barco, la propulsión y otros servicios auxiliares, para lo que cuenta con varios oficiales, marineros y operarios a su cargo.    

 

  • Área Médica (Hospital)

Área encargada de atender las necesidades médicas de tripulación y pasaje. Está dirigida por un Médico licenciado que a su vez es auxiliado por una o varias enfermeras tituladas.

 

  • Área de Seguridad

Al cargo de este área está el Oficial de Seguridad quien dispone de personal a sus ordenes para llevar a cabo las funciones de vigilancia y seguridad a bordo, tanto de pasajeros como de tripulación. Asimismo a esta área le corresponde la función del control de las personas que suben o bajan del barco.

 

  • Área de Hostelería

Esta área tiene como máximo responsable al Director de Hotel, cuyas funciones son todo lo relacionado con el aprovisionamiento, la acomodación del pasaje y la tripulación. Para asistirle en su cometido cuenta con:

 

1.     El Jefe de Cocina que a su vez dirige a los cocineros, ayudantes y demás personal de este departamento.

2.     Los Maîtres encargados del personal de bares y restaurantes

3.     Encargado del Casino

4.     Encargado de Lavandería

5.     El Director de Crucero del cual a su vez dependen el entretenimiento,  el equipo de animación, los espectáculos, las excursiones, el personal de información y todo aquello relacionado con el pasaje.

 

 

Así mismo existen departamentos como el spa, salón de belleza, fotografía o tiendas que a veces son franquicias que cuentan con su propio personal, pero que siempre dependen del Director de Hotel.