Mi experiencia con Costa Cruceros

Recientemente he realizado un crucero de doce días a bordo del Costa Magica. Desde mi último crucero con Costa, a bordo del Costa Atlantica, han pasado ya varios años y las críticas escuchadas en diversos foros sobre la calidad de la compañía en los últimos tiempos me tenían predispuesto a que quizás mis expectativas se vieran defraudadas. Afortunadamente no ha sido así, las mismas han sido superadas con creces.


Costa Magica (el barco)

El Costa Magica es un buque de tamaño grande (102.600 t) con capacidad para 3.470 pasajeros y 1.027 tripulantes, lo cual le otorga un ratio aproximado de 1:3 (un tripulante por cada 3 pasajeros) muy adecuado a la categoría del buque. El barco pertenece a la clase “Fortuna” siendo gemelo de este último. Debutó en 2004 siendo su madrina la actriz española Paz Vega, cuenta con 17 cubiertas, 13 de ellas para el pasaje  y está ambientado en algunas de las más bellas localidades de Italia. Sin llegar a ser un buque extremadamente espectacular en sus salones pueden admirarse numerosas obras de arte contemporáneo realizadas por diversos artistas. Dispone de todos los servicios típicos de un gran barco de crucero, tales como: Restaurantes, Buffet, Bares, Discoteca, Salas de Fiestas, Pista Deportiva, Pista de Jogging, Gimnasio, Spa, Sauna, Masajes, Tratamientos estéticos, Jacuzzis, Solarium, Peluquería, Teatro, Casino, Biblioteca, Sala de Internet, Sala de Videojuegos, Zona infantil, Piscinas, Parque Acuático, Capilla, Centro Médico, Galería fotográfica, Galería de arte, diversos comercios y otras zonas comunes, entre ellas un salón para fumadores. En su espacio principal “Atrium”, al cual se puede acceder desde las diferentes cubiertas a través de unos ascensores panorámicos, se encuentran ubicadas la recepción y la oficina de excursiones.

Diariamente a través de su boletín “Diario di bordo” el pasajero es informado, entre otras cosas, de las múltiples y variadas actividades que ofrecen a bordo. Como en cualquier otro buque de cruceros el entretenimiento está servido, no habiendo espacio para el aburrimiento durante la travesía.

 

 

Si bien en general he podido gozar de un mar tranquilo en alguna de las singladuras, principalmente en el Estrecho de Gibraltar, hemos tenido alguna jornada con el mar agitada sin embargo el barco se ha comportado estupendamente sin que los movimientos fueran causa de molestias excesivas. Diría que es un barco bien estabilizado en cuanto su navegación.

Camarote interior Costa Magica
camarote exterior Costa Magica
Suite Costa Magica

En esta ocasión he viajado en un camarote exterior con vistas al mar el cual me ha resultado muy satisfactorio, tanto por sus dimensiones como por su dotación. La nave también dispone de camarotes interiores y suites. Me he sentido muy bien atendido por el personal encargado del hospedaje, siempre predispuesto a cubrir cualquiera de mis necesidades. 

Costa Magica (la tripulación y la vida a bordo)

La travesía realizada aparte de las escalas realizadas constaba de tres días completos de navegación, lo cual me ha permitido valorar de mejor forma la vida a bordo del buque. Como comenté anteriormente el entretenimiento está garantizado, bien por las actividades de a bordo o por los diferentes espacios comunes con que cuenta el barco para recrearse en la forma que uno considere más adecuada.

 

En ningún caso tuve que realizar incomodas esperas para ser atendido en cualquier instalación del barco, a pesar de presentar una ocupación importante.

 

Últimamente son varias las compañías de crucero que toman y dejan pasaje en las diferentes escalas de sus rutas, Costa no es la excepción. Esta iniciativa a la que denomino “cruceros tipo ferry” que ya lleva un tiempo implantada, no resulta muy agradable y en esto tengo que criticar a Costa al igual que a otras muchas compañías. El que en cada puerto embarque y desembarque pasaje imagino que por rentable resulte muy interesante para la naviera, pero no así para el pasajero que se encuentra con la incomodidad diaria de estos procedimientos (maletas en los pasillos, ocupación de ascensores, ejercicios de seguridad, etc.) Además de dificultar la relación entre las personas, ya que alguien que conoces hoy puede que desembarque mañana.

 

Dicho lo anterior, la atención por parte de la tripulación ha sido magnífica. Aunque el español no era ni con mucho el idioma más hablado no he tenido problema alguno para hacerme entender, además de contar con una persona encargada especialmente del público hispano. Costa Cruceros cuenta con una gran cantidad de personal nativo de Filipinas, trabajadores siempre serviciales y dispuestos a hacer de tu travesía una buena experiencia.

 

 

Dadas las fechas de mi viaje (octubre/noviembre) el pasaje en su mayoría era de edad adulta lo cual suele proporcionar una mayor tranquilidad. Nunca me ha gustado embarcar en los típicos periodos vacacionales, procuro acomodar mis travesías fuera de ellos. 

Teatro Costa Magica

Cabe destacar la calidad de las actuaciones que cada noche presentaba el teatro ubicado en la proa del barco, un amplio auditorio que ocupa tres cubiertas y cuyo escenario cuenta con avanzados sistemas de tramoya e iluminación. Si bien, como en otras ocasiones algún día se cubrió el expediente con actuaciones básicas, en general el nivel de las mismas era muy bueno y con buenos artistas, llegando a presentar más de un día un lleno absoluto. 

Costa Magica (gastronomía y bebidas)

En cuanto a la calidad de las comidas, que me han servido a bordo, me han parecido mejor que la que he encontrado en otras compañías de similar categoría, con una buena presentación y variedad de platos. Asimismo la atención siempre ha sido correcta y eficaz. El buffet, opción que he utilizado en algunas ocasiones, dispone de diferentes salones y mostradores lo que hace que no se formen colas y presenta una buena variedad, lista para ser consumida. Además de los dos restaurantes principales del barco, este cuenta con algún otro de especialidades previo pago, a un precio muy asequible. Los horarios son amplios y la oferta extensa por lo que a cualquier hora se puede encontrar un lugar para saciar el apetito.

 

 


En los bares disponen de bebidas de buena calidad que pueden ser adquiridas mediante pago directo en cuenta o bien disponiendo de alguno de los diferentes “paquetes de bebidas” que Costa  Cruceros ofrece a sus clientes. El café que se sirve a bordo es de la prestigiosa marca italiana “illy” un auténtico lujo para los amantes de esta bebida. La atención de las mesas, en general es esmerada, salvo en algún momento preciso en que por la aglomeración de clientes tengas que hacer una corta espera para ser atendido.

RESUMEN

A pesar de haber leído últimamente muchas críticas sobre Costa, las cuales no pongo en duda, tengo que decir que tras esta nueva experiencia con Costa Cruceros he quedado plenamente satisfecho, tanto por el barco como por sus servicios y el personal de a bordo. Pocas cosas que reprochar y muchas que destacar de este crucero a bordo del Costa Magica.

 

 

Como crítica o sugerencias a mejorar yo destacaría que sigo estando en total desacuerdo con el nuevo sistema de fidelización (Costa Club) que recientemente se  implantó sustituyendo el anterior y en concreto sobre este viaje el embarque inicio de crucero que se realizó en el puerto de Alicante, a pleno sol y prácticamente sin una instalación adecuada.  


Si te gusta el artículo compártelo



Escribir comentario

Comentarios: 0