Cruceros de Lujo

Cruceros de lujo

 

Como tal podemos clasificar aquellos cruceros en los que prima el espacio, el servicio y las diferentes opciones o atractivos que ofrecen este tipo de barcos, dejando aparte su precio. Estos cruceros son excepcionales en todos los sentidos, instalaciones, gastronomía y actividades de entretenimiento.


Los cruceros de lujo se disfrutan a bordo de barcos específicos donde el espacio juega un lugar importante. Este espacio lo podemos apreciar al disfrutar de un amplio camarote que se asemeja más a la suite de un hotel que al típico camarote de un barco. También puede apreciarse en los lugares comunes del barco ya que su ratio tamaño ocupación, hace que estos sean cómodos y amplios, y que no existan aglomeraciones en los diferentes procedimientos de embarque, turno de almuerzos, etc.

Camarote de lujo

Una característica común a todos los cruceros es el estupendo servicio que la tripulación brinda al pasajero. En este caso de los cruceros de lujo, además de obtener un trato y un servicio de primera clase, el ratio tripulante pasajero se aproxima al 1 a 1, es decir, que el barco dispone prácticamente de un tripulante por pasajero, lo cual hace que la atención sea rápida y personal, que te llamen por tú nombre, conozcan tus preferencias y otro tipo de detalles hacen diferente a un crucero de este tipo.  Mención aparte merece el apartado gastronómico, que sin querer desmerecer al de un crucero convencional, su servicio y exquisitez son la norma y no la excepción.

No resulta conveniente viajar acompañado de niños en este tipo de cruceros donde el glamour de socializar con otros pasajeros de alto nivel, podría verse afectado. En cuanto a las demás opciones a bordo del barco son similares a las de un crucero convencional, si bien más personalizadas y al gusto del cliente. En las escalas, además de organizarte por tu cuenta, puedes confiar tus actividades, excursiones, visitas, etc. a la tripulación del buque. Su departamento de excursiones estará atento a cualquier sugerencia o servicio que necesites y además cabe tener en cuenta que este tipo de barcos, de pequeño tamaño normalmente, vistan puertos que poco tienen que ver con el turismo masivo o congestionado de los grandes cruceros. En las visitas a los mismos, las excursiones organizadas tienen un matiz más cultural. 

Cruceros de lujo

 

Cuando embarcas en un crucero de lujo un anfitrión te recibe con un cóctel o copa de champan, mientras un mayordomo toma tu equipaje para acompañarte a la lujosa cabina que será tu estancia privada en tus vacaciones. Son tantos los detalles que sorprenden a bordo que incluso los clientes acostumbrados a hoteles de cinco estrellas ven sus expectativas desbordadas.

Si bien al principio comenté que el precio de estos cruceros, se debe dejar aparte; cierto es que actualmente viajar en uno de estos barcos puede hacerse por lo que hace unos años costaba un crucero convencional

 

Tengamos en cuenta que últimamente los cruceros de lujo suelen incluir en el precio las bebidas y las propinas de a bordo e incluso algunos otros tipos de extras que hay que pagar en un crucero convencional.


Si te ha gustado el artículo compartelo



Escribir comentario

Comentarios: 0