Embarque y primeras horas a bordo

Embarque

Por fin llegó ese deseado día en el que iniciamos nuestro crucero y con el que tantas veces hemos soñado ilusionados. Mi primer consejo es que llegues al puerto con tiempo suficiente de antelación al indicado como hora de embarque (de dos a tres horas) ya que normalmente este procedimiento se inicia antes de la hora fijada y los que embarcan primero, antes comienzan a disfrutar del barco. Además ten en cuenta que antes de subir a bordo deberás realizar los trámites previos y posiblemente también quieras tomar una fotos del momento, así como buque situado en su atraque. 

Embarque crucero

 

No olvides llevar un bolso auxiliar donde guardar algunas pertenencias de las que no deseas separarte una vez entregues tus maletas, ya que ese pequeño equipaje de emergencia será con el que cuentes en caso de que estas se retrasen en su entrega en tu camarote o sufran algún tipo de extravío.

Una vez realizados los trámites de embarque y subamos a bordo del buque, hay una serie de cosas que te aconsejo lleves a cabo en esas primeras horas a bordo.

Camarote

Lo primero dirígete a tu camarote y ubica su situación. En el mismo encontrarás información relativa a las actividades de a bordo así como horarios y turnos de comidas. Aprovecha para conocer a tú asistente de camarote, seguramente lo encontrarás por los pasillos próximos al mismo. Ese sería un buen momento para gratificarle con alguna propina si tienes la idea de hacerlo. Comprueba que la cabina o camarote asignado reúne todas las condiciones exigibles y que todo está en orden y a tú gusto. De no ser así, comunícaselo a tu asistente. No olvides comprobar enchufes y aparatos eléctricos tal como aire acondicionado, frigorífico, teléfono, TV, etc. Una vez todo revisado y en orden, mientras llegan tus maletas a la cabina, ya puedes recorrer el buque y sus instalaciones. 

Restaurante crucero

Te aconsejo que te dirijas primeramente al restaurante asignado para conocer su ubicación y también por si deseas hacerle alguna sugerencia al maitre. Ese sería el momento indicado si precisas modificar algo como el turno, la composición de la mesa asignada, un cambio de mesa u otra cosa que precises. 

Recepción crucero

Tras la visita al restaurante acércate al mostrador de recepción donde te indicarán la forma de validar tu cuenta a bordo y podrán solucionar cualquier otra duda que tengas.  Si tienes idea de contratar excursiones con la compañía naviera, pasa por la  oficina de excursiones donde te informarán de la oferta existente.



Los primeros momentos a bordo también son buenos para realizar fotografías de las diferentes estancias internas y zonas comunes del barco ya que no habrá mucha gente transitando por ellas. Los recién embarcados a buen seguro estarán ocupando los bares al aire libre situados en las cubiertas exteriores.

 

 

Si hay una zona normalmente solicitada a bordo son los diferentes jacuzzis, quizás los mejores momentos para disfrutar de ellos sean esas escalas en que decides quedarte en el barco y también ese primer día de embarque donde la gente anda más preocupada por otras cosas.


Ejercicio de salvamento

Durante las 24 siguientes al embarque se realizará el ejercicio de salvamento preceptivo de acuerdo a las leyes marítimas de navegación. Recuerda que el mismo es de obligado cumplimiento. A través de la megafonía te avisarán del inicio del mismo, en caso de dudas consulta al personal de la tripulación.

 

 

Espero que estos consejos y recomendaciones te sirvan de ayuda en tu próximo crucero. 


Si te gusta el artículo compartelo



Escribir comentario

Comentarios: 0